Dejar de fumar

Europa es una de las zonas con mayor índice de fumadores, siendo el tabaquismo una de las principales causas de mortalidad. Un hecho que ha llevado a muchos a tomar conciencia para dejar de fumar y evitar, de esta forma, los enormes problemas de salud que el tabaco provoca.

¿Cómo dejar de fumar? Esta decisión es un gran paso que requiere de mucha fuerza de voluntad. Pero muchas veces el firme propósito de hacerlo no es suficiente y, lo que comienza como un gran reto, puede llegar a convertirse en una pesadilla. En ocasiones, hay fumadores que se dan por vencidos, en su particular lucha por dejar el tabaco, porque no han elegido un método adecuado (parches, chicles de nicotina, hipnosis o diversos medicamentos), porque su determinación flaquea o porque no cuentan con todo el apoyo necesario por parte de su entorno.

El servicio de euroClinix se caractetiza por acercar a sus pacientes los tratamientos más efectivos y demandados, como es el caso de Champix de Pfizer, el único tratamiento probado mediante pastillas para dejar de fumar. Para aquellas personas que se muestren decididas olvidarse del tabaco, pero que por sus circunstancias o por comodidad no deseen recurrir a la consulta de su doctor, nuestro servicio integral de atención sanitaria puede ser una solución idónea. Un proceso en el que debe rellenar un cuestionario médico, revisado por doctores colegiados, que aprobarán el tratamiento y expedirán la receta, siempre y cuando consideren este fármaco adecuado a su estado de salud.

PfizerFabricado por
Champix
Champix (Vareniclina) es un tratamiento para dejar de fumar en 12 semanas, sin recurrir a la nicotina en el proceso. Fabricado por los laboratorios Pfizer, este medicamento es una eficaz solución para decir adiós al tabaco, sin sufrir sus duras consecuencias, disponible en dosis que varían entre 0,5 y 1mg a medida que se avanza en el tratamiento.

¿Cómo dejar de fumar?

Dejar de fumar no es, para nada, una tarea fácil. Después de todo, la nicotina es una sustancia adictiva que nos vuelve dependientes impidiendo que olvidarse del tabaco se pueda lograr de un día para otro, sin consecuencias, efectos secundarios o echar de menos coger un cigarrillo.

Otra de las principales causas por las que es difícil dejar de fumar son los habitos creados en relación al tabaco. El café, fumar después de las comidas o en los momentos de estrés, es una condición psicológica complicada de superar para los fumadores.

Por eso, uno de las claves para plantearse dejar el tabaco es romper con esos hábitos y habituarnos a una ‘nueva forma de vida’, así como buscar apoyo en otras personas, e incluso en la medicina, y hacer ejercicio.

¿Cuáles son los efectos de fumar?

El tabaquismo es un factor de riesgo a la hora de desarrollar patologías asociadas como cardiopatías, complicaciones pulmonares o incluso accidentes neuro-cerebrales. Los componentes de los cigarrillos tienen un hondo impacto en la salud de los fumadores, afectando incluso al estado de su piel o desempeño sexual.

Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Beneficios de dejar de fumar

Dejar de fumar es uno de los mayores beneficios para la salud de cualquier persona, se haga a la edad que se haga. Aunque, si bien es cierto, el riesgo de padecer enfermedades más graves disminuye considerablemente, según los años que se haya fumado y la edad que se tenga al tomar la decisión de dejar el tabaco. Es decir, siempre será más beneficioso dejar de fumar a los 30 años que a los 60.

Aún así, los beneficios que se obtienen al dejar de fumar, son observables desde las primeras horas, multiplicándose de forma progresiva con el paso del tiempo.

  • Pasado un día, disminuye la presión arterial y se normaliza el nivel de monóxido de carbono en la sangre.
  • Durante los 3 primeros meses mejora la función pulmonar y circulación sanguínea.
  • Durante el primer año, desaparece la tos, la falta de aire y disminuye el riesgo de infecciones.
  • Pasado un año, el riesgo de enfermedades coronarias se reduce a la mitad.
  • Después de 5 años, disminuye el riesgo de padecer cáncer o enfermedades cerebrales.
  • Tras 10 años, el riesgo de padecer cáncer de pulmón, páncreas o laringe se reduce a la mitad.
  • 15 años después, el riesgo de enfermedad coronaria se iguala al de un no fumador.

Además, de los beneficios relacionados con la salud en general, dejar de fumar también supone una mejora en nuestra vida diaria ayudándonos a:

  • Mejora del gusto y el olfato
  • Desaparace la tos del fumador
  • Las uñas y manos dejan de estar amarillas
  • Menos cansancia subiendo escaleras
  • El pelo y la ropa no huele a tabaco
  • Mejora el aspecto de nuestra piel
  • Menor tendencia a tener celulitis

Efectos secundarios de dejar de fumar

Tal y como venimos diciendo, dejar de fumar nunca fue fácil. La nicotina puede producir efectos adversos cuando dejamos el tabaco, atacando a las hormonas del cerebro debido al ‘mono’ de la misma. Una adicción que, durante los primeros días, puede causarnos dolor de cabeza, temblores y sudoración, incluso problemas para concentrarnos y dormir.

Conocido como el efectos síndrome de abstinencia, éste es diferente según la persona. No todo el mundo tiene que sufrir los mismos efectos al decir adiós al tabaco, pero, si bien es cierto, en la mayoría de los casos suelen repetirse estos síntomas.

Otra de las consecuencias de dejar de fumar es la tendencia a estar más depresivo o irascible. Otra de las reacciones adversas causadas por el mono de la nicotina. De ahí que el apoyo de nuestro alrededor sea fundamental a la hora de tomar esta decisión.

Consejos y trucos para dejar de fumar

Ante la decisión de dejar de fumar, lo más importante es evitar los hábitos asociados al tabaco. Es decir, entre los principales consejos y trucos a la hora e tomar esta decisión encontramos:

  • Evitar bebidas que relacionamos con el tabaco, ya sea café o bebidas alcohólicas.
  • Mantenerse alejado por un tiempo de lugares o espacios en los que se pueda fumar.
  • Tratar de no relacionarse o hacer planes con gente fumadora.
  • Quitar los ceniceros y mecheros de nuestra vista.
  • Calcula el dinero que vas a ahorrar con esta decisión.
  • Conoce los efectos secundarios de dejar de fumar para tomarlos con normalidad.

Un tratamiento clinicamente probado para dejar de fumar

Si se utiliza el método adecuado, dejar de fumar no tiene por qué ser imposible. En euroClinix usted podrá adquirir Champix, un fármaco por prescripción médica de los Laboratorios Pfizer. Diversas pruebas de laboratorio han corroborado su eficacia.

Es recomendable que usted consulte con su médico de cabecera antes de iniciar un tratamiento con Champix. Al realizar un pedido en euroClinix deberá en todo caso rellenar un formulario con información detallada sobre su estado de salud general, que servirá de orientación para nuestro equipo de doctores. Ellos la estudiarán, valorando si este medicamento es el más aconsejable en sus circunstancias. De ser así, se procederá a extenderle la receta médica necesaria.