Impotencia

Conocida por los especialistas como disfunción eréctil y, comúnmente llamada impotencia sexual, se trata de la incapacidad por parte del hombre de lograr o mantener una erección suficiente para la penetración y, por tanto, conseguir obtener una relación sexual satisfactoria.

A diferencia de los que muchos piensan, éste es uno de los problemas más comunes entre la población masculina. Afecta a miles de hombres en todo el mundo y se estima que, al menos uno de cada diez, ha sufrido o sufrirá algún episodio de problemas de erección a lo largo de su vida. Incluso, lejos de ser un síntoma propio de la edad adulta o madura, puede darse también en hombres jóvenes, por múltiples causas, ya sean de tipo psicológico o físico.

Si desea adquirir o probar algún tipo de pastillas para la impotencia, con las que poner solución a este problema, ya sea de tipo transitorio o crónico, en euroClinix le ofrecemos eficaces tratamientos. Un proceso de total garantía y seguridad, basado en un cuestionario médico que usted tendrá que completar con el objetivo de que nuestros médicos lo revisen y aprueben, expidiendo la receta, siempre y cuando consideren este medicamento adecuado a su estado de salud. Éste consiste en un formulario con preguntas generales y específicas (relacionadas con la patología). Una vez aprobado, se procederá al envío del medicamento en un plazo de 24h. laborables.

PfizerFabricado por
Viagra
Viagra (Sildenafil), fabricado por los Laboratorios Pfizer, es el primer tratamiento comercializado obteniendo grandes y efectivos resultados como solución para la disfunción eréctil. Sus efectos duran hasta 4 horas en el organismo, debiendo tomarse hasta 1 hora antes de mantener relaciones sexuales de forma placentera.
Lilly Fabricado por
Cialis
Cialis (Tadalafil) es un medicamento para tratar la disfunción eréctil y solucionar los problemas de erección, fabricado por los Laboratorios Lilly ICOS. Sus efectos duran hasta 36 horas, siendo necesario tomar una pastilla aproximadamente 30 minutos antes de mantener relaciones sexuales. Disponible en dosis de 10mg. y 20 mg.
Lilly Fabricado por
Cialis diario
Cialis diario (Tadalafil), de los Laboratorios Lilly ICOS, es el único tratamiento a largo plazo para tratar la impotencia o problemas de erección masculina. Un medicamento de toma diaria, que permite una mayor espontaneidad para mantener relaciones sexuales. Dosis disponibles de 2,5 mg. y 5 mg. en envases con distinta cantidad de pastillas, para uno o varios meses.
BayerFabricado por
Levitra
Levitra (Vardenafil), fabricado por los Laboratorios Bayer, es otro de los medicamentos inhibidores de la PDE-5 que se prescriben para tratar los síntomas de la impotencia. Disponible en dosis de 5 mg, 10 mg y 20 mg. está indicado para personas que sufren diabetes o hipertensión. Se toma unos 30 minutos antes de mantener relaciones sexuales y permanece activo hasta 5 horas.
BayerFabricado por
Levitra bucodispersable
Levitra bucodispersable es el único medicamento para la impotencia que se disuelve en la boca sin necesidad de agua. Fabricado por los laboratorios Bayer, su absorción es muy rápida, penetrando directamente en el torrente sanguíneo. Indicado especialmente para diabéticos o hipertensos, aunque puede tomarlo cualquier persona, está disponible en dosis de 10 mg.
MenariniFabricado por
Spedra
Spedra es un nuevo y eficaz tratamiento para mejorar el rendimiento sexual en hombres que sufren problemas de impotencia. Su principio activo, el avanafilo, actúa 30 minutos después de su toma y proporciona erecciones firmes y duraderas tras una estimulación sexual. Fabricado por los laboratios Menarini, este medicamento está disponible en dosis de 50 mg, 100 mg ó 200 mg.
El Pack de Prueba contra la disfunción eréctil o impotencia contiene muestras de los cuatro principales tratamientos para la impotencia, pudiendo seleccionar la dosis y el número de pastillas que desee. Los tres tratamientos disponibles son Viagra, Cialis, Levitra y Cialis. Cada tratamiento tiene unas características distintas en cuanto a la duración de los efectos y resultados. Ahora puede encontrar aquel que le ayuda mejor a disfrutar de una vida sexual plena.

¿Por qué no soy capaz de tener una erección?

La excitación masculina se basa en un complejo proceso determinado por la erección del pene. Cuando el hombre se encuentra bajo un estímulo sexual, su organismo genera una serie de impulsos que dirigen una mayor cantidad de sangre hacia el pene. Es ésta la que, al quedar atrapada dentro del pene, inunda sus cavidades y provoca el endurecimiento del mismo. Encontramos indicios de disfunción eréctil o problemas de erección cuando en este se produce algún tipo de interrupción, bloqueando la erección, producido por múltiples causas, que veremos a continuación.

¿Cuáles son las causas de la impotencia?

La secuencia de acontecimientos que intervienen en la consecución de una erección comienzan con los impulsos nerviosos que recibe el cerebro, que más tarde se desplazan hacia el resto del cuerpo, por medio de la columna vertebral, llegando al área genital. Como consecuencia, se produce una respuesta en los músculos, venas, tejidos fibrosos y arterias, causando el endurecimiento del pene, por la sangre acumulada en él.

Es por eso que, además de la estimulación sexual y el deseo, conseguir y mantener una erección depende de cuatro factores físicos:

  • Los impulsos nerviosos deben llevarse a cabo con éxito en el cerebro, contando con un sistema nervioso saludable en la columna vertebral y en el pene.
  • Las arterias sanas deben suministrar suficiente flujo de sangre alrededor del cuerpo, especialmente a los cuerpos cavernosos.
  • Los músculos y tejidos fibrosos en el interior de los cuerpos cavernosos deben encontrarse en buen estado y suaves.
  • El pene debe contar con niveles adecuados de óxido nítrico, quien actúa controla y mejora la circulación de la sangre.

Entre otras de las causas de la impotencia, además de las fisiológicas mencionadas, existen causas de tipo psicológico que contribuyen a la aparición de algún tipo de disfunción sexual en los hombres, tales como estrés, la inseguridad o la presión social o personal ante el sexo.

En pocas palabras, la disfunción eréctil se produce cuando la secuencia de los eventos necesarios para producir una erección se interrumpe. Por ello, debemos observar las causas de esta interrupción ya que, éstas, determinarán los motivos de los problemas de erección en cada persona. Por ejemplo, si un hombre está sufriendo de aterosclerosis (endurecimiento de las arterias), ésto puede tener un efecto perjudicial sobre el flujo sanguíneo. Si la sangre necesaria no puede llegar a los cuerpos cavernosos del pene, hará imposible la obtención de una erección necesaria para el coito.

A continuación, explicaremos detalladamente cuáles son las posibles causas físicas y psicológicas de las que pueden derivar los problemas de impotencia masculina.

Causas físicas de la impotencia

Existen cuatro causas físicas identificables y principales de la impotencia.

Causas físicas de la impotencia

Patologías asociadas: Las enfermedades son principales causas de sufrir problemas crónicos de impotencia. Entre las más susceptibles de causar problemas de erección, encontramos, las complicaciones de salud que dañan las venas, las arterias y los tejidos fibrosos y musculares lisos en el área del pene, derivadas de enfermedades de riñón, diabetes, problemas cardiovasculares o enfermedades neurológicas.

Estilo de vida: El exceso de alcohol o tabaco pueden ser otra de las principales causas de la disfunción eréctil. Mientras el consumo de alcohol excesivo puede provocar problemas graves de riñón o hígado; la nicotina contenida en los cigarrillos promueve el estrechamiento de las arterias. Todo esto sumado a la falta de ejercicio y no llevar una dieta saludable, puede conducir a una mala circulación sanguínea, la producción de colesterol por parte de nuestro organismo, afectando negativamente a la hora de lograr o mantener una erección.

Cirugía: Diversas operaciones quirúrgicas pueden tener efectos secundarios en el organismo. En algunos casos, los procesos de recuperación pueden dañar los nervios y las arterias, en la región del pene. Operaciones de vejiga y próstata, por ejemplo, son dos de las principales causas, por intervención, más comunes de impotencia, debido al posible daños de los tejidos del área genital.

Medicamentos: Entre los principales que pueden afectar a la consecución de una erección, encontramos los medicamentos para el control de la presión arterial. Otros de los fármacos, causantes de probremas de impotencia, pueden ser los supresores de apetito, antidepresivos, tranquilizantes o antihistamínicos.

Las causas psicológicas de la impotencia

Según afirman los especialistas, tras múltiples estudios realizados, entre un 10 y un 20% de los problemas de erección dependen de factores psicológicos. Causas de este trastorno residen en nuestra felicidad en la vida en pareja, el estrés laboral, la inseguridad, depresión, ansiedad, miedo a la estimulación sexual o, incluso, la presión social a la que nos vemos sometidos.

En muchas ocasiones, la disfunción eréctil se produce temporalmente en hombres de cualquier edad. Al igual que, generalmente, los problemas de impotencia comienzan a producirse a partir de los 40 años (en el caso de factores físicos), si bien es cierto, las dificultades para lograr una erección o mantenerla puede darse en cualquier momento, si esta deriva de una causa psicológica.

Los momentos de estrés en el trabajo, ya sea de días o meses, la falta de comunicación o deseo hacia nuestra pareja o la cita con una mujer con la que nunca se ha tenido sexo anteriormente, pueden ser fácilmente causas de problemas e erección temporal, sin tener, en ningún caso, que derivar en un problema crónico o a largo plazo.

Del mismo modo, la impotencia en hombres jóvenes puede producirse de la misma forma. El enfrentamiento al sexo en la adolescencia, la falta de autoestima o las altas expectativas pueden ser el motivo de una insuficiente erección para mantener relaciones sexuales satisfactorias.

¿Cómo se puede tratar la impotencia?

Según las investigaciones realizadas en los últimos años, ha sido demostrado que entre 15 y 30 millones de hombres en todo el mundo sufren algún tipo de disfunción eréctil. Un problema hoy considerado algo común entre la población masculina, al que enfrentarse con el tratamiento adecuado a cada situación.

Entre las principales soluciones encontramos las pastillas para la impotencia. Durante los últimos años ha habido una notable proliferación de medicamentos contra la disfunción eréctil en el mercado. Todos ellos fármacos, solo adquiribles mediante bajo prescripción médica, por precaución a los efectos adversos que éstos puedan causar.

Un tipo de tratamientos contra la impotencia de eficacia probada clinicamente, en un alto porcentaje frente a cremas o dispositivos inductores de la erección. Con un tiempo de actuación entre los 30 y 60 minutos, tras su toma, estos pueden llegar a mantener su efecto entre las 5 y las 36 horas de duración.

He aquí un resumen de todos los tratamientos para la disfunción eréctil:

Viagra

Las “pastillas azules’”, el primer medicamento en salir al mercado como solución a los problemas de erección, ha ayudado a alrededor de 20 millones de hombres a disfrutar de una vida sexual plena de nuevo. Viagra debe tomarse al menos 30 minutos antes del coito y sus efectos en el organismo pueden durar hasta 4 horas.

Cialis

También conocida bajo el pseudónimo "la píldora de fin de semana", funciona de forma similar a Viagra, pero con una duración prolongada de hasta 36 horas. Se debe tener en cuenta que solo se puede tomar una pastilla de Cialis una vez ha pasado el efecto de la anterior.

Cialis diario

Se trata de la versión de Cialis con una dosis menor de su principio activo. Pensada como tratamiento a largo plazo contra la impotencia, debe tomarse pastilla al día, lo que le permitirá recuperar una mayor naturalidad y espontaneidad en las relaciones sexuales.

Levitra

Levitra es un tratamiento diseñado para aquellas personas con problemas de salud secundarios, tales como hipertensión o diabetes, debido a su reducido riesgo de producir efectos secundarios. Un solo comprimido puede empezar a funcionar en entre 30 y 60 minutos tras su toma. Su duración es de aproximadamente 5 horas.

Levitra bucodispersable

Levitra bucodispersable es una versión soluble de Levitra que se disuelve en la boca sin necesidad de agua. Gracias a ello, se puede tomar en cualquier momento y en cualquier lugar. Al igual que su compañera, está indicada para diabéticos o hipertensos.

Spedra

Es el último tratamiento contra los problemas de erección. Un revolucionario medicamento cuyas principales características es la espontaneidad a la hora de lograr una erección. Actuando en tan solo 15 o 30 minutos, después de su toma, éste solo tiene efecto tras una estimulación sexual del pene para lograr una erección firme. Su efecto puede durar en torno a las 5 horas.

Medicamentos por prescripción médica online

euroClinix, clínica online de atención sanitaria integral, le ofrece un servicio donde adquirir un tratamiento para la impotencia con receta médica incluida. Un servicio de plena discrección, en el que no deberá enfretarse a un doctor personalmente para comprar estas pastillas, sino que nuestro proceso se basa en un cuestionario médico a completar en nuestra web, con preguntas generales y específicas a cerca de su salud y patología.

Una vez completado, éste pasará a manos de nuestros doctores colegiados por la UE, quienes lo revisarán, decidiendo si dicho medicamento es adecuado y seguro para usted. Una vez aprobado, el doctor expedirá la receta médica, siendo enviado en 24h. (principales capitales de Europa) o 48h. (poblaciones más reducidas) a la dirección indicada.

Un servicio además caracterizado por la discrección y calidad, gracias al que usted recibirá un paquete neutro sin ningún tipo de seña de su contenido interior o referencia alguna a euroClinix.